08 noviembre 2009





José Luis López Vázquez Cuando muere José Luis López Vázquez ha muerto un importante y tierno pedacito de nuestra más cercana memoria sentimental española. Durante generaciones, con sus encarnados personajes (estrambóticos, canallescos, desolados, tragicómicos, íntimos, sensuales made in spain, frikis, pintorescos, expansivos, nerviosos, caricaturescos, de carácter huraño-cabreado, de carácter tierno e iluso…) hemos reido a mandíbula batiente, nos hemos identificado muy entrañablemente, hemos padecido dramatismos y patetismos, sobre todo, hemos rozado infinidad de veces la íntima membrana de nuestros anhelos, frustraciones, sueños, carencias y grandezas.

Carrera de actor envidiable, una de las más completas a lo largo y ancho de más de 200 películas, trabajando con todos, con los más grandes cineastas de nuestro país, en las mejores películas del cine español. Genialidades del destape, genialidades del surrealismo casero español. Fernando Fernán Gómez, José Luis Garci, Luis García Berlanga, Marco Ferreri, Antonio Mercero, Santiago Segura, José María Forqué, Francisco Regueiro, Jaime de Armiñán, Pedro Lazaga, Mariano Ozores, Pedro Masó, Mario Camus, Antonio Giménez-Rico, Pedro Olea, Bigas Luna, Antonio Mercero, Antonio Drove, Carlos Saura, Juan Antonio Bárdem, Manuel Gutiérrez Aragón, Vicente Escrivá… incluso con George Cukor, que quiso llevárselo a Hollywood, al parecer, pero nuestro gran genio cómico de la legua prefirió mantenerse en nuestras latitudes.

60 años casi ininterrumpidos haciendo cine y los más diversos personajes se dice muy pronto, pero hay que vivirlo y no podrían decir lo mismo muchísimas grandes estrellas del star system norteamericano, sistema depredador de sus artistas por excelencia. Aquí, más mundanos y provincianos, siempre hemos querido como a un hermano mayor o menor, con entrañable pasión, a este dotadísimo actor tan nuestro, un genio del celuloide que para más señas de identidad era bajito, calvo y físicamante no muy agradecido, de ojos saltones y vivarachos, bigotito histórico, vacilante anatomía y nariz boxeada.

José Luis López Vázquez en Mi querida señorita (de Jaime de Armiñán) José Luis López Vázquez en Duerme, duerme, mi amor (de Francisco Regueiro)

Ahora, como homenaje, en periódicos, blogs, revistas, con motivo de su forzosa despedida, chorros de tintas de toda índole no dejan de exclamar que ha muerto uno de los más grandes actores de nuestro país. Me parece quedarse corto. Con José Luis López Vázquez ha muerto el JACK LEMMON ESPAÑOL. Ni más ni menos. Y digo esto con personal ahínco, pues, para servidor, Jack Lemmon es uno de los diez mejores actores de la historia del cine, sin duda. Y nuestro amado (y muy respetado) José Luis López Vázquez está a su lado, pegaditos ambos, como gemelos gigantes del arte de encarnar vidas delante de la cámara que construye el mejor cine.

Aparte de su carismática y precisa gestualidad como actor, no podremos olvidar nunca esas miradas tan expresivas y cargadas de una ternura y humanidad infinita de algunos de sus personajes. Nadie como él para pintar el retrato de un ser desolado y pequeñito en la inmensidad y vastedad del mundo, el endémico pobre desgraciado, fácilmente identificable en una parcela de nuestro yo que preferimos ignorar, personaje divino que encarnó no pocas veces y de diferentes maneras.

De entre nuestras películas favoritas, destacamos dos con José Luis López Vázquez de protagonista, por las que sentimos una debilidad absoluta:
- Mi querida señorita (1971); de Jaime de Armiñán (una de sus mejores interpretaciones)
- Duerme, duerme, mi amor (1974); de Francisco Regueiro (pátina de divino surrealismo urbano, con el Parque Lisboa de Alcorcón como escenario imposible).

Y a nuestro José Luis, le deseamos descanse en paz, que nosotros no vamos a descansar de recodarle y quererle. Algo de todos nosotros, ese pedacito mordisqueado por la memoria, arrancado al vacío en el paso del tiempo, se ha ido con él al cielo. Pero, ajajá, nos quedan todas sus películas, qué inmenso y filantrópico legado, lo que nos queda por redescubrir y la de veces que lo vamos a revivir en nuestro aliento, en nuestra conciencia, en nuestras pantallas y en nuestra más sincera risa.




autor del artículo: pepeworks

para ver el ÍNDICE DE ARTÍCULOS: pincha aquí


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

0 Comentarios :

Publicar un comentario