07 noviembre 2010




Hombre-megáfono predicando el Santo Evangelio de Internet Twitter y sus 140 caracteres parece la plataforma ideal para publicar la cita lapidaria de rigor. Así muchos nos podemos dejar llevar por el vicio de una especie de exhibicionismo intelectual, subirnos a la tribuna multitudinaria de Twitter y disparar nuestra super-frase sublime del momento a las masas expectantes... Y ya somos autores, creadores, genios, poetas, periodistas comprometidos, dioses del instante, filósofos, excelentes cómicos, grandes comunicadores, brillantes pensadores y nuestra vanidad se hincha como un globo y nos contoneamos con euforia y orgullo de ingenioso pavo real que ha cagado un perfecto huevo de oro. Y sembrada queda nuestra semilla para los anales de la historia (aunque pueda llegar a ser una historia superflua, efímera, mortalmente instantánea, destellos de genios por descubrir, etcéteras varios…).

Todo el mundo opina, todo el mundo escribe, todo el mundo es sensacional, todos somos guais… ¡Qué invento el espejo, lo que me habría perdido sin él! Y la bata: el traje oficial del genio casero.

Twitter puede hacerte feliz (mejor dicho el uso de Twitter), te puede hacer creer que eres importante, interesante, con talento, ja: vanagloria, (¿quién no quiere ser genial a toda costa sin morir en el intento?) y Twitter nos demuestra que la felicidad también puede ser tonta, balsámica y estupefaciente con sus grandes dosis de inflada autoestima.

Pero… ¿qué más da? Hablamos de una plataforma libre, ¿no? Que cada cual escriba lo que guste y se sienta ser lo que quiera que se quiera sentir ser, ¿no?

De esta forma, como nosotros también ejercemos el uso de abusar de nuestra libertad selectiva, preferimos siempre, antes que los aires de grandeza cargados de intencionada solemnidad (pocas veces lograda), el cinismo salvaje algo ácrata de raros especímenes como Bukowski (Juan José Cerero), que nos demuestra, una vez más, que el talento sigue estando mal repartido y siendo privilegio (o maldición) de unos pocos (sean felices o infelices, pero eso es ya otro tema…).

Algunos tweets de Bukowski:

tweet 1 tweet 2 tweet 3 tweet 4 tweet 5 tweet 6 tweet 7 tweet 8 tweet 9 tweet 10
(autor del artículo: pepeworks / josé martín molina)


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

0 Comentarios :

Publicar un comentario