05 diciembre 2010




Ortem: Una novela sobre el Metro de Madrid escrita por José Martín Molina

La novela Ortem, una historia sobre el Metro de Madrid escrita por José Martín Molina, ya está a la venta. Tanto en formato libro como en formato eBook.

ver más información sobre la novela Ortem
ver el primer capítulo de la novela Ortem

adquirir la novela




Décima entrega de la novela ORTEM, perpetrada por josé martín molina

A veces, el alivio, porque la tensión, el acercamiento se ha quedado abortado y el deseo pide, extiende su vector de posibilidad, ¡vamos dile algo!, como digo, eso, el alivio, cuando tú, o la otra persona, bajas o baja, se apea y adiós, nos queda la tranquilidad de que lo más seguro es que no volvamos a vernos.

¡Pero horror! ¿Y si nos bajamos en la misma parada? Y nos planteamos, nosotros, ¡que tenemos tanta prisa!, que de suceder, de ir a bajarnos a la vez, entonces coger y pasarme de estación... ¡Ja!

Y otra historia: ¿qué pasa cuando te encuentras con alguien a quien no quieres ver? ¡Sorpreeeesa! ¡Coño, ¿y ahora qué hago?! ¡Pues a disimular tocan y ahí me las den todas! Fingimos no haber visto al otro. ¡Y está justo delante de tus narices! ¡Casi puedes saber lo que ha comido por el aliento de lo cerca que lo tienes! Pues a disimular, cara de palo, la máscara, te concentras en fingir en que estás pensando en tus cosas, en tu mundo, muy despistado.

¡Maestros del disimulo, excelentes actores! Y por dentro, venga, venga, a ver si se baja o me bajo, a ver si le pierdo de vista. Actores de primera, pero en apuros... Cara de palo para disimular. Siempre cara de palo. Y mira los vigilatas, los que más. Vaya tipejos, ¿de dónde los han sacado? Menuda catadura de palo. Pequeños Rambos ineficaces, preparados para la acción pero como nunca hay acción, acaban obesos, abúlicos de la voluntad.

Y cuando la acción llega, ¡ya es tarde! Se les han oxidado las articulaciones. Siempre llegan tarde, llenos de pachorra y el ánimo obeso cuando se les necesita. Los que llevan poco en el tajo, aún disimulan, parecen implicarse, bueno ya les adiestrará debidamente la experiencia a escurrir el bulto divinamente. ¡Se les queda el cerebro gordo! No puedo dejar de pensar que los vigilatas figurones, los adiestrados, en cómo les ha crecido el cerebro como un tumor. Los sesos fofos, engordados, cebados.

[continuará]


(autor: pw / josé martín molina)




Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

0 Comentarios :

Publicar un comentario