01 febrero 2011




Penetraciones novela online erotico-biográfica, capítulo 23: Piggy la Estrábica, quinta parte
Novela: Penetraciones (23): Piggy la Estrábica (V)


Por lo visto cuando se quitaba las lentillas, un ojo se le quedaba bizco y a la virulé. Me hubiera gustado ver eso. Le debería conferir una aspecto mongoloide terrorífico. Al parecer ningún hombre la ha visto con un ojo puesto en Lima. De hecho yo soy el primero al que le cuenta, tras muchos apuros, el gran secreto de su ojo desgraciado. Según me contaba su defecto físico ocular, en un clima de absoluta intimidad, casi con un leve hedor a confesionario, los dos tumbados en su cama esgrimiendo un lento cigarrillo, yo estuve a punto de troncharme de la risa en su misma cara, menos mal que conseguí reprimirme. Me contó que una vez un amante antiguo la llamó al telefonillo después de haberla visitado: se había dejado las llaves en casa de Piggy. Justo en ése momento Piggy se había quitado las lentillas y no estaba dispuesta a ponérselas otra vez, ya que le dolían los ojos endemoniadamente después de llevarlas puestas tantas horas. Así que no sólo no le abrió la puerta del portal, sino que cuando el pobre desgraciado consiguió colarse en el portal por un vecino que entraba, se encontró con que Piggy le había dejado tiradas las llaves de mala manera en el suelo a la puerta de su piso. Sin dignarse a abrirle la puerta siquiera, por mucho que el chaval requería una justificación a una actitud tan acre. El chaval acabó por encogerse de hombros con actitud simiesca y bajó las escaleras. Si se le ocurrió pensar que Piggy estaba mal de la chaveta, dió en todo el clavo. Y yo añadiría, que el chaval debió de percatarse de otra excrecencia de Piggy: su nefasta soberbia impulsiva, que a veces difícilmente podía ocultar. Lo tenía todo, Piggy, desde luego.

Unos meses después de haberla dejado, me la encontré y en sus ojos se acumulaba una ciega rabia hacia mi persona. Ésa misma noche quiso vengarse intentando acostarse con Valen y Javiertito. El tiro le salió por la culata. Mis amigos fueron a su casa, se bebieron su vino, se fumaron algún porrito, ella les puso horribles músicas tirolesas, creo que hablaron de salsas nórdicas. Y cuando Piggy les insinuó que se fueran a la cama con ella, mis amigos se descojonaron en su cara y se largaron sin decir palabra.

Yo que ellos hubiese aprovechado para metérsela un rato, pero entiendo que ni Val ni Javiertito tengan las tragaderas y la falta de escrúpulos que caracteriza a un servidor.

extracto perteneciente a la novela “Penetraciones” (© libro registrado en la sociedad general de autores)

Penetraciones: Una novela del escritor José Martín Molina

¡La novela Penetraciones del escritor José Martín Molina ya está a la venta! Tanto en formato libro como en formato eBook.

ver más información sobre la novela Penetraciones
ver más extractos sobre la novela Penetraciones


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

0 Comentarios :

Publicar un comentario