16 abril 2011




imagen de hombre congelado, evitar la muerte por congelación

1. Tener al alcance de la mano algo que dé calor, como una bombilla, un mechero, un infiernillo, la sangre de un perro o un buen culo.

2. Beber con regularidad ginebra, vodka, un ponche, un carajillo, nitroglicerina o lejía.

3. Hacer cualquier ejercicio físico que nos proporcione calor: correr, saltar, tirar piedras, pegar a alguien con un palo o volar (para volar es ideal ponerse un cohete en el trasero y encender la mecha).

4. Evitar, sobre todo, jugar a hacerse el muerto.

5. Cavar un agujero y meterse dentro verticalmente, de tal manera que queden sin enterrar los pies, para luego porder salir o que alquien tire de nosotros para podernos sacar.

6. De lo más eficaz para no morir congelado es prenderse fuego. Eso no falla.

7. Orinar dirigiendo el chorro hacia arriba, de tal manera que la parábola del orín vaya a caernos sobre la cabeza, exactamente igual que si nos diésemos una ducha de pis. Es el método que se llama “lluvia dorada”.

8. Untarse la piel con cualquier ácido corrosivo o abrasivo que hayamos tenido la precaución de meter en un frasquito dentro de nuestro bolsillo. En su defecto valdría también el aceite hirviendo de una sartén.

9. Irse a vivir a las inmediaciones de un volcán en erupción. La lava quita el frío que da gusto.

10. No ser tan estúpido de irse de vacaciones al Polo Norte, a la Antártida o al planeta Urano.


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

0 Comentarios :

Publicar un comentario