16 noviembre 2011




Penetraciones (novela por entregas), entrega 34: Olga y sus aventuras: el peligroso salido maniaco
Novela: Penetraciones (34): Olga (VIII)


Otro día estamos hablando por teléfono muy agusto, diciéndonos “nubecita”, “caramelito envuelto”, “pequeña raposilla” y cosas de ese jaez. Se corta la comunicación. Se le ha jodido el teléfono. Al ratito suena mi teléfono, ha bajado a una cabina, al lado de su casa. Pues no hablamos ni medio minuto y en plena calle un tío de ojos saltones y sangrientos ha pasado mirándola y diciéndola cochinadas. El tío vuelve. Olga huele el peligro y yo lo mismo.

‹‹Cuélgame y vete corriendo a casa, estás al lado››, le digo con premura, un poco acojonado.

Eso hace. Inmediatamente que se pone a correr, hace lo mismo el crápula, excitado como un demonio, babeando perdido ante la expectativa de las grandilocuentes ubres de Olga. Y Olga se salva, porque dejó la puerta del portal abierta. No le hubiera dado tiempo si tiene que ponerse a abrir la puerta con la llave, porque la cosa fue meterse ella en el portal y él a punto de alcanzarla. Y ella cerrando la puerta del portal de milagro, mientras el otro cabronazo ya empezaba a empujar la puerta aún abierta en sentido contrario. Como de película de psicópatas, igual. Olga vuelve a llamarme: ¡ahora sí funciona su teléfono! Llora y se asfixia, se calma muy difícilmente...

Así es Olga: Justo se le estropea el teléfono cuando debajo de su portal pasaba casualmente un maniaco criminal buscando una presa fácil sobre la que chorrear su semen maldito, y quizá algo mucho peor... Y no sé yo por qué Olga suele despertar los tozudos deseos de los personajes más desequilibrados.

Su vida es tan intensa e impredecible que me planteo lo siguiente: Un día lejanísimo, cuando seamos viejos y a mí no se me levante -espero ser muy viejo para eso, digamos unos noventa y siete años-, quedaré con Olga para que me cuente su vida desde que fue vomitada a este mundo, después lo escribiré todo con una parsimonia de viejo paralítico y pensionista. ¡Y lo garantizo! ¡Será un best-seller! Aunque me llamará todo el mundo mentiroso y estafador por muy veraz que sea. Yo escribiría una biografía absolutamente leal, y la obra sería catalogada dentro de las obras fantásticas y de ciencia ficción. El libro se encontraría en las estanterías de las librerías codo con codo a las obras de Julio Verne o Isaac Asimov. Sí, así es Olga.

extracto perteneciente a la novela “Penetraciones” (© libro registrado en la sociedad general de autores)

Penetraciones: Una novela del escritor José Martín Molina

¡La novela Penetraciones del escritor José Martín Molina ya está a la venta! Tanto en formato libro como en formato eBook.

ver más información sobre la novela Penetraciones
ver más extractos sobre la novela Penetraciones


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

0 Comentarios :

Publicar un comentario en la entrada