16 junio 2012




Sueño (30) publicado en Un laboratorio indecente el 23/06/2011


(30) La novia francesa

la novia frnacesa, un amor tranquilo, sereno, por las calles de París
Estamos un grupo de amigos, 4 o 5, que en algunos momentos será la familia, en una ciudad de Francia (puede que París, o a ratos París). Paseando en paralelo al río (un buen río enorme, como el Sena). Yo estoy distinto, algo rubio, algo más nórdico, creo que con una mínima perilla, y a veces no seré exactamente yo, como si me viera desde fuera sin ser yo, pero siendo en definitiva yo. Casi desde el principio aparece la chica francesa. Guapa, rubia, serena, una belleza tranquila, algo de estatua fina. Nos tiraremos al río, por turnos, de vez en cuando. Nadando con la misma normalidad que si fuéramos andando. Y cuando salimos de las aguas del río estamos inmediatamente secos. Tirarse al río es un juego y una valentía. Paseos en grupo o solos, o sentado con la francesita en una terraza. Hay momentos en que la pierdo de vista entre el gentío, que es muy abundante, pero siempre termina apareciendo, siempre termino encontrándola, ahora o al día siguiente.

Estamos en una feria en pleno centro. De pronto empiezan a desmantelar los tenderetes, sierran árboles, quitan plantas. Nos indignamos, sobre todo mi padre, al ver el destrozo con las preciosas, espledorosas y abundantes plantas, pero resulta que muchos de los árboles y plantas eran de pega, falsos. Acaba el recinto de la feria hecho un vacío estercolero, como un descampado, sucio, pelado, feo, con manchas negras en las paredes. En otro momento intentaré atravesar el río a través de un enorme puente, pero acabará por darme vértigo y decido ir por otro lado.

Hay paseos nocturnos por calles ya menos frecuentadas. Con la francesa pasa algo curioso, es como si fuésemos novios, pero sin hablarlo, por pura lógica, estamos muy agusto juntos, a veces nos besamos, pero es como estar con uno mismo, no se trata de una gran pasión, sencillamente estar juntos, por afinidad, es lo lógico, lo natural, cae por su propio peso, amor sereno sin grandes aspavientos, como dos piezas de un engranaje que funcionan como una sola pieza. Muy al contrario que mi hermana, que también se ha enamorado de un extranjero, pero con grandes gestos y gestas amorosos. La francesa y yo no necesitamos ni hablar para entendernos. Pero no siempre está presente ella en el sueño. Aparece, desaparece, vuelve a surgir, de la manera más natural, entre la muchedumbre.

Hay otra parte del sueño en que estoy buscando-persiguiendo a un hombre que lleva consigo a un niño de unos tres años, es su hijo. Ignoro por qué le seguimos, queremos recuperar al niño. Atravesando edificios, escaleras, habitaciones o despachos... Soy (somos) muy pequeños de tamaño, como pigmeos, así que saltar de un tramo de escaleras a otro es dar saltos de gigante. La persecución sigue como por estaciones de metro. Hasta que terminamos por cogerle y recuperar al nene.

Y siguen los momentos hedonistas y ligeros con la chica-mujer francesa. Que parece que viene a vivirse con nosotros a España. Tenemos que hacer un largo viaje en tren, pero ella se ha quedado sin dinero, al comprar unas entradas para ir a ver algo juntos. Nuestra formalidad como novios va siendo cada vez más real, sin que nunca lo hablemos directamente. Me sorprende su absoluta naturalidad para con todo, en el desayuno, en sus reacciones, visitando a no sé quién, en cualquier pequeña acción. Hay momentos, como decía antes, en que parece que la he perdido entre la gente, me entra algo de pánico, pero a la vuelta de una esquina como quien dice, en seguida, estamos otra vez juntos.

El libro de los sueños del autor José Martín Molina
Narración perteneciente al libro de relatos "Sueños" (Tomo I) del escritor José Martín Molina. Ahora disponible tanto en formato libro como en formato eBook.

ver más información sobre el libro Sueños
adquirir el libro en España y Europa
adquirir el libro en Argentina
adquirir el libro en México
adquirir el libro en Colombia
comprar eBook en Amazon


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

0 Comentarios :

Publicar un comentario en la entrada