20 junio 2012




Sueño (101) publicado en Un laboratorio indecente el 15/03/2012


(101) Militares confinados en un paraje desértico y árido

El sueño del batallón de militares confinados en un paraje desértico y árido, asediados por los traidores
Formo parte de un batallón militar que desde hace bastante tiempo está apresado por el enemigo entre montañas rocosas y áridas. Aunque eso sí, el enemigo no aparecerá en todo el sueño, así que nuestro confinamiento, de libres movimientos (incluso vamos armados con nuestras metralletas), se asemeja más a un destierro en una isla o en un desierto a miles de kilómetros de cualquier rastro humano. Vagamos y ganduleamos bajo un sol fuerte y cegador, es todo lo que podemos hacer. Algunos llevamos el típico traje militar moderno de camuflaje con sus gamas de verdes y caquis, mientras otros se acercan más a una vestimenta más civil, aunque con la indumentaria igualmente gastada y polvorienta.

Pronto nos desentumecemos y entramos en acción: a través de túneles y grutas excavadas en la roca tenemos la posibilidad de salir de aquí. En formación y apresurados, organizados quizá por las órdenes de un superior, nos adentramos por las cavernas. Pero varios de los nuestros, rehusando nuestra escapada por temor a una peor emboscada o trampa de los enemigos, a la desesperada se parapetan tras salientes para hacernos frente con las armas. Como autodefensa serán sistemáticamente acribillados a balazos los fortuitos y asustados traidores.

Finalmente, al lado de un camión de guerra, se ve a dos militares más del grupo de los renegados. Pero más que militares son civiles de altos cargos (ministros o presidentes) que fueron obligados a formar parte de nuestro batallón, además van inermes con lo que no suponen un peligro. Con lo que se les dejará libres y podrán marcharse en el camión.

Ahora, tras el ajetreo de la acción, victoriosos pasamos por un campamento enemigo abandonado. En el suelo, entre cachivaches bélicos olvidados, se ven alineados una serie de planchas con pinchos metálicos. Eva me cuenta que se utilizaban para una tortura en que los reos no podían nunca dejar de estar de pie, caminando eternamente en torno a un poste al que estaban encadenados, y en el caso de detenerse o agotados caer al suelo, entonces se le aplicaban estos punzantes pinchos a las plantas de los pies. Me quedo horrorizado de imaginar la tortura y de la infinita enajenación humana que es capaz de permitirse semejantes atrocidades.

El libro de los sueños del autor José Martín Molina
Narración perteneciente al libro de relatos "Sueños" (Tomo I) del escritor José Martín Molina. Ahora disponible tanto en formato libro como en formato eBook.

ver más información sobre el libro Sueños
adquirir el libro en España y Europa
adquirir el libro en Argentina
adquirir el libro en México
adquirir el libro en Colombia
comprar eBook en Amazon


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

0 Comentarios :

Publicar un comentario