28 agosto 2012




>> publicado previamente en Arte y Erotismo


El desnudo femenino en la obra pictórica de Paul Delvaux (1897-1994), pintor que en su madurez emprendió un surrealismo sereno que siempre nos ha entusiasmado, es casi una constante omnipresente, como puede apreciarse en este vídeo, en el que alrededor del 90% de las obras mostradas incluyen desnudos femeninos. Abundan mujeres desnudas pero con un sombrero o una liviana tela, que de alguna forma dan "distinción" al desnudo. Mujeres algo hieráticas, con una serenidad que nos recuerda a Botticelli, siendo sorprendidas en su desnudez sin apenas inmutarse, sin aspavientos, en una calma bovina, dándonos una sensación de intimidad críptica, inalcanzable. Guapas y algo macizas, pero estilizadas, elegantes, carne y piel que se nos ofrece en estricta naturalidad, exactamente igual que si las viésemos vestidas, tanto los espectadores del cuadro como los hombres que las rodean. Más que excitación provocan un voyeurismo inocente y sensual. Es quizá esa la razón de que nos resulten tan exquisitamente eróticas: su aparente falta de pudor, su decidida y aparente falta de la consciencia de su desnudez.

>> ver más sobre Paul Delvaux
>> ver la biografía de Paul Delvaux


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

2 comentarios :

  1. Gracias por esta entrada. Y una cosita que he aprendido hoy, que no conocía a este pintor. Reconozco que me sacan de los más conocidos, y poco más conozco. Así que siempre agradezco estas entradas que me quitan un poquito de mi ignorancia.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu divino comentario! No te preocupes que en cuanto a arte todos somos ignorantes. Hay tantos y tantos grandes artistas, que o eres una enciclopedia andante o es imposible conocerlos a todos. Y es una pena, con la de cantidad de genios sueltos que hay por ahí. Bueno, poco a poco habrá que irlos descubriendo, ¡no queda otra!
      En el caso de Paul Delvaux, no es uno de los más conocidos, pero para mí es de los super-favoritos. Hay un cuadro de él que me tiene hechizado desde la temprana infancia, cómo alimentaba mis más sombrías y fantasiosas ensoñaciones de antaño. Ya le dediqué un post: Paul Delvaux y La Venus dormida.

      Besotes y de nuevo gracias por el comentario que anima mucho a seguir, seguir, seguir! Hay tanto que hacer!!

      Eliminar