15 noviembre 2012




Sueño (142) publicado en Un laboratorio indecente el 30/07/2012


(142) Reencuentros varios

Recorriendo calles empedradas, de noche
Haré una visita a la Cripta Mágica por la noche (todo el sueño se desarrollará de noche). Me encuentro con la sorpresa de que la Cripta ha cambiado radicalmente su apariencia y su sentido de negocio. Ya no se trata de un lugar de espectáculos de magia, sino de un negocio más similar a una cafetería enorme de más de dos pisos de altura y organizada entorno a un círculo central. El escenario ha desaparecido. El anterior ambiente de misterio y recogimiento se ha convertido en un espacio más anodino y típico. Ya no se puede fumar aquí, tampoco se puede beber alcohol, sólo zumos.

A estas horas hay ya bastante clientela. Veré a uno de mis amigos, que sigue trabajando aquí. A la entrada del local charlaré con Ramón unas palabras, pero consigo escaparme pretextando cualquier cosa, que si no Ramón me lía y me dan las tantas aquí, cosa que no me apetece. Saldré a la calle con Robin Ventura, muy dicharachero él. Recuerdo que tenemos un tema pendiente con una página web, pero no le digo nada. Después, unos pasos más allá, en una calleja adyacente a la Cripta (todas las calles del sueño tienen aspecto de ciudad antigua, algo estrechas, con el suelo empedrado y flanqueadas por edificios de tres a cuatro pisos), veo a Anibel y la saludo. Anda atareada en un tenderete que tiene montado en medio de la callejuela. Al acercarme veo a sus dos hijos y a otro chaval, distraídos con entretenidos juguetes. Me invitan a que juegue con ellos, sin embargo yo me marcho.

De nuevo caminando por este barrio. Algo después me encontraré, después de mucho tiempo sin verle, con Antonio Malonda. ¡Cómo ha cambiado! Está muy delgado. Me recibe con mucha efusión y me invita a que me deje caer en un rato por su escuela para que nos despachemos a gusto. Le tomo la palabra y al cabo entro en su recinto. También este negocio ha cambiado de aires. La entrada consiste en una tela granate oscura a modo de cortina y unas escaleras que conducen a una puerta de cristal. Delante de esa puerta, haciendo labores permanentes de guardarropía, está instalada Pao Mat, cuya presencia obvio olímpicamente.

Una vez atravesada la puerta de cristal se accede a una salita de paredes blancas donde una docena de operarios, ante singulares artilugios (medio ordenadores, medio células de telefonía), trabajan en servicios de marketing y captación de clientes. Entre ellos veo a la más veterana y experta, mi amiga Emi, que se alegra mucho de verme y rápidamente se levanta a hacerme los honores. A todo esto, Pao Mat, celosa y enfurecida por haberla ignorado abiertamente, entra con brusquedad y coge mi abrigo y otra prenda con rabia, indicándome de forma desabrida que estas ropas se dejan en la entrada.

Malonda me recibe al fin en su oscuro despachito con mucha efusión. Está vivamente interesado en que le cuente acerca de mi vida, cómo me ha ido, qué he hecho y tal. Parece algo nervioso, no sé si tiene prisa o si sencillamente es que se mueve mucho. Le digo que lo mejor será que me vaya preguntando sobre ésto o aquéllo y yo le voy respondiendo. Pero se queda callado y quieto, mirándome fijamente, aguardando expectante a que comience yo a hablar. Ya veo que no me va a preguntar nada. Opto por ir narrando mi vida y sucesos por capítulos, según me vaya surgiendo el discurso. Así empiezo, sentado ante la mesa de despacho de Malonda, un largo soliloquio en el que voy hilvanando mis peripecias de los últimos años.

El libro de los sueños del autor José Martín Molina
Narración perteneciente al libro de relatos "Sueños" (Tomo I) del escritor José Martín Molina. Ahora disponible tanto en formato libro como en formato eBook.

ver más información sobre el libro Sueños
adquirir el libro en España y Europa
adquirir el libro en Argentina
adquirir el libro en México
adquirir el libro en Colombia
comprar eBook en Amazon


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

2 comentarios :

  1. El sueño me invoca al Alquimista de Coelho en busca de la Piedra Filosofal.
    Besos, Ester

    ResponderEliminar
  2. En serio? Qué curioso!
    (Reconozco públicamente no haber leído nada de Coelho...)

    ResponderEliminar