02 marzo 2013




Sueño (209) perteneciente a la saga Sueños (Tomo II) de José Martín Molina


(209) Difusas idas y venidas

Fluoresecentes en los techos de los túneles del Metro de Madrid
Acompañando a mi padre y a mi hermana llegamos a los pies de una escalera mecánica del Metro de Madrid por la que hay que ascender. Me acuerdo, con cierto fastidio y horror, que este tramo era muy largo, empalmándose seguidos otros cuatro o cinco trechos de escaleras mecánicas. Según subimos, las luces de los fluorescentes que cuelgan del techo me van dando en los ojos. Joder, a ver si ahora me va a dar una rara fotolepsia, pensaré. Haré un juego divertido: miraré siempre a la abovedada techumbre, lejos la mirada del suelo, de los peldaños o de las personas que me rodean y sólo con la voluntad haré que las bóvedas pasen cada vez más rápido ante mi vista. Así, sin darme cuenta, en un santiamén ya ha terminado la penosa secuencia de escaleras mecánicas.

En el andén al que arribamos, varado tras una oquedad con arco de medio punto, se vislumbra un vagón de metro con las puertas abiertas. Tanto mi hermana como mi padre, que se me han adelantado, se apretujan ante una puerta con un montón de viajeros apelotonados, comprimiéndose y empujando para adentrarse todos antes de que se cierren los portones. Me sorprende que las puertas de al lado del tren estén completamente vacías. Cogeré carrerilla y logro introducirme como una tromba en el metro antes de que se chapen los batientes de entrada, ya que no quiero quedarme en tierra y separarme de mis familiares y que me vea obligado a esperar al siguiente coche. Salvo un momento en que ya estoy reunido con mis parientes y el resto de pasajeros, ya no recuerdo más.

Hay un salto narrativo, sin que haya conexión aparente. Viajo en el asiento trasero del coche de una mujer taxista por el centro de Madrid. Le he indicado que se detenga cuando nos aproximemos a un cierto punto de la calle Ferraz, con la intención de apearme unos instantes para realizar una compra rápida -puede que uno o un par de discos de música-, para luego retomar el trayecto en el mismo taxi. Sin embargo, caigo en la cuenta de que no llevo conmigo, no sé por qué razón, los cien euros que iba a gastarme. Le digo a la taxista que cambiemos de ruta, que me lleve a la calle Ferrocarril. Tras varias vueltas por la capital, aparcamos frente a mi portal. Sólo tengo conmigo 10 euros, insuficientes para apoquinar la carrera. Le señalo a la conductora que aguarde, que subo a mi piso a pillar el dinero que falta.

La acción se interrumpe y aparezco en otro taxi en el que me he quedado dormido. Creo que es mi hermana la que está a mi vera. Una vez parado el vehículo, el taxista -no se trata de la mujer de antes- me pide el favor de que le aderece los raros asientos, un tanto amorfos y aerodinámicos, todo revueltos y arrugados. Procedo trabajosamente y molesto a la petición del dueño. Me cuesta bastante esfuerzo tirar de las lonas para volverlas a su posición correcta.


El libro de los sueños del autor José Martín Molina
Narración perteneciente a la saga de relatos "Sueños" (Tomo II) del escritor José Martín Molina. Ahora disponible el primer tomo, tanto en formato libro como en formato eBook.

ver más información sobre el libro Sueños (Tomo I)
adquirir el libro en España y Europa
adquirir el libro en Argentina
adquirir el libro en México
adquirir el libro en Colombia
comprar eBook en Amazon.com
comprar eBook en Amazon España


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

0 Comentarios :

Publicar un comentario en la entrada