21 mayo 2013




Sueño (226) perteneciente a la saga Sueños (Tomo II) de José Martín Molina


(226) Vacaciones felices

Vacaciones felices en una ciudad del norte de Europa
Estoy con Eva y unas cinco o seis amigas suyas rondando por las estrechas calles de una localidad remota. Eva señala un balcón, que pertenece a una vivienda de su propiedad, que está semi abandonada, en la que hace mucho que no vivimos. Por extrañas causas, peligros de malas gentes -secuestradores o extorsionadores- que se ciernen sobre las acompañantes de Eva, hay que dejar cerrada la casa a cal y canto. Idea que no me gusta nada porque dentro hay un montón de cosas mías, incluyendo mis ordenadores, a las que dejaría de tener acceso. Así que subimos a recoger mis bártulos. Siendo, como somos, las chicas y yo, más de media docena de personas portadoras, sería fácil, con un solo viaje, acarrear mis chismes a otro lado. Mas dentro me entretengo demasiado teniendo que elegir qué llevarme. Abro un armarito lleno de pequeñas cajitas de forma cúbica donde almaceno muchas miniaturas, algunas relacionadas con enseres para fumar. Me cuesta deshacerme hasta de la más mínima tontería. Las chicas se están poniendo nerviosas con mi interminable selección de objetos...

Y cambiamos de escenario. Amanezco en un apartamento en Bruselas (o en alguna ciudad más al norte de Europa, posiblemente en Holanda). El piso es muy coqueto, con una doble altura que da a un espacioso jardín cercado por muros. Desde la terraza, a mano izquierda, se despliega el ala de uno de los bloques del edificio. En lontananza la ciudad, magnífica, tranquila. El día es lluvioso, fresco, gris, con un gris que resplandece, vivo, muy hermoso. Nada que ver con el cielo que hemos abandonado, el cielo azul y luminoso de París. Y eso es lo curioso. Sin notarlo, mientras dormíamos Eva y yo, en coche nos han traído hasta aquí, a pasar nuestras vacaciones. Una maravilla viajar así, sin percatarse, sin tener que sufrir los tediosos trances de los largos desplazamientos.

Y me siento feliz aquí, renovado, completo, con ganas de visitar la ciudad y de disfrutar del descanso sin final definido, fuera de las obligaciones y el trabajo. Y redunda en mi exultante sensación plena el estar con mi familia, junto a Eva y con nuestro hijito Amador. Al despertarme y salir del dormitorio del foráneo alojamiento, mi chica y mi precioso vástago estaban ya desayunando. Se sucederán algunas imágenes ociosas y felices por la ciudad, en los soportales de nuestro hotel, con Eva, y con Amador, con el que juego mucho, partiéndonos de la risa, quizá amontonados sobre el tramo de unas escaleras mecánicas, haciendo travesuras de las nuestras. Gozadas varias y otras delicias, vacaciones radiantes. Como si, además, esta alegría, esta dicha fuese determinante, para siempre.

Desde el apartamento llamaré por teléfono a mi amigo David Pastor. Para transmitirle mi paz y mi contento, para recordar pasadas aventuras por el extranjero que vivimos juntos. Sin embargo, David se mostrará hosco, impaciente. No está para muchas chanzas de tan inmerso como está en el mundo de las responsabilidades y el terreno laboral.


El libro de los sueños del autor José Martín Molina
Narración perteneciente a la saga de relatos "Sueños" (Tomo II) del escritor José Martín Molina. Ahora disponible el primer tomo, tanto en formato libro como en formato eBook.

ver más información sobre el libro Sueños (Tomo I)
adquirir el libro en España y Europa
adquirir el libro en Argentina
adquirir el libro en México
adquirir el libro en Colombia
comprar eBook en Amazon.com
comprar eBook en Amazon España


Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com . Se agradece la visita!
Related Posts with Thumbnails

0 Comentarios :

Publicar un comentario en la entrada